miércoles, diciembre 02, 2015

Atardeceres en Caracas, Los Colores de la Ciudad de La Furia...

Caracas tienes muchas cosas, pero si algo no le sobran son defensores... No es un trabajo fácil, justificar y excusar a una niña tan mal portada como ella, en ocasiones altanera y casi siempre mal agradecida... Pero los que me conocen saben que yo he decicido aceptar el trabajo de convertirme en un sempiterno defensor de la Capital, de sus excesos y aberraciones, pero también de su nobleza y belleza.

Algunos mal interpretan mi entrega a Caracas como un intento de ignorar lo obvio, de tapar el sol con un dedo... No confundan mi entusiasmo con ignorancia: se que vivo en una de las ciudades más peligrosas del planeta, comprendo bien los riesgos asociados a mi existencia en esta urbe, y aunque mis acciones siempre están amarradas a previsiones lógicas se que no soy inmune a los caprichos del desorden... Pero sobre todo se que aquí es donde he decidido vivir, y no pretendo pasar la vida quejándome, sin ver las maravillas que todos los días tengo frente a mi.

Caracas tiene lo suyo, siempre lo he dicho... No es una ciudad amable, pero si echada pa' lante y sincera... Y la verdad últimamente aprecio más la sinceridad que la falsa amabilidad...

Vivo en el pleno centro geográfico de la ciudad, en el corazón del caos y el desorden, eso me nutre y me eleva... Me revela diariamente las maravillas de la ciudad, de la ciudad que quiero, que merezco y que pienso recuperar... Asi como Las Guacamayas en mi Ventana  reafirman diariamente esto, lo hacen de manera similar (aunque más cósmica) los atardeceres que les muestro en estas fotos... Fotos tomadas sin ningún filtro ni modificación, con la cámara del celular... Lo que ven es lo que hay, sincero y sin poses... Sincero y sin poses como Caracas...








2 comentarios:

Anónimo dijo...

Asi es Caracas... Bella pero jodida a la vez, depende del angulo con que se mire, pero para los que nos quedamos hay un solo objetivo, Recuperarla!! porque debajo del puente no todos ven los atardeceres...

Justin Meza dijo...

Quedó hermoso el paisaje de la previsora.