miércoles, marzo 26, 2008

Delta del Orinoco: El Campamento y el viaje hasta allá (parte 2 de 6)

Una vez en Tucupita, agarramos una lancha, que con dos motores a todo máquina tardaría 1 hora 40 minutos en llevarnos hasta el campamento... Al salir de Tucupita el ancho del río es impresionante, repleto de vegetación de lado y lado... A medida que nos adentramos en el Orinoco, las casitas de la orilla van desapareciendo para dar paso a algunas comunidades indígenas. El viaje en lancha es duro, todo el mundo termina molido, pero la vista recompensa cualquier dolencia... A lo lejos hasta toninas pudimos ver dando saltos en el río. Pero por favor queden advertidos que el viaje en la lancha no es "juego e carritos!"
La vista del campamento donde dormiremos es fantástica, no se puede pedir más. Sencillo pero brutalmente hermoso, es una construcción integramente hecha de madera, con una "casita" con las habitaciones, un caney con hamacas como "salón de estar", baños, la cocina, etc. Creo que el campamento nos pareció tan espectacular porque la atención fue espectacular.
La plaga es dura. Si. Y que esperan si están metidos en el medio de la selva?!?!?!?!? La verdad es que a mi no me picó nada! Pero a otros si... Así que lleven bastente repelente y listo! (la plaga se pone particularmente fastidiosa entre 6pm y 7 pm)




parte del grupete vía al campamento... aunque en principio ir bebiendo ron parecía buena idea, resultó ser una actividad dificilísima con el movimiento de la lancha


carlos + mario (hermano 1) + josé (hermano 2) + yo


el Orinoco en pleno acompañó nuestro recorrido


nuestro Campamento, donde está la lanchita es el "muelle" y esa churuata fue donde nos detruimos a ron y los más osados durmieron en hamacas

el otro lado del campamento, donde están las habitaciones


área de estar... todo hecho de madera


caminerías, la casa de las habitaciones al fondo


caminería para podernos adentrar a la selva sin ser comidos por algo =)

3 comentarios:

PABELLONX dijo...

Verga de verdad recomiendo de pana, a las personas que quieran ir al Delta y que tengan problemas de columna o problemas de espalda, notificarlo al lanchero para que no le de tan chola, Adicional también podrían llevar una especie de almohada o cojin para amortiguar en las nalgas, El viaje de verdad es duro y te deja descoñetado, pero VALE LA PENA.

Karla dijo...

Bueno pero obviamente valió la pena estar esas dos horas en la lanchita !!! Me encantó el campamento pero no se si sea lo suficientemente valiento como para entrar a la selva... Jajajaja !!!

Anónimo dijo...

Que belleza de lugar, ese campamento se ve mágico, no puedes poner algun telefono de contacto de esa gente si uno quiere ir?